Pudín de zanahoria y nueces



Este pudín es muy sabroso y si lo acompañas con un vaso de leche bien fria, es sencillamente espectacular.  Lo puedes comer para cualquier ocasión y a cualquier hora del día.  En la merienda, o para el colegio o en el desayuno.

No tendrás problema alguno si congelas el biscocho para comerlo despupés.  Solo tendrás que sacarlo unas 3-4 horas antes de servirlo.  Prueba hacerlo y verás que sabroso es !!!


INGREDIENTES

• 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
• 1 taza de azúcar morena o moscabada

• 4 huevos a temperatura ambiente
• 500 gr. de harina de trigo todo uso
• 4 cucharadas de leche a temperatura ambiente
• 3 tazas de zanahoria rallada
• 1 cucharadita de canela molida
• 2 sobres de azúcar vainillado o 1 cucharadita de
extracto o esencia de vainilla
• 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura 

• 1 taza de nueces
• 1 molde para tortas de 22 cm. de diámetro
• 2 cucharadas de azúcar glasé para decorar



preparación:

Precalienta el horno a 350°F / 180°C. Unta el molde con mantequilla y enharínalo. Reserva.

En una sartén sin nada de grasa, tuesta las nueces. Cuando estén frías, trocéalas un poco y reserva aparte.

Separa los huevos. Monta las claras de huevo a punto de nieve y reserva aparte.

En un recipiente grande, mezcla con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, la mantequilla y el azúcar morena o azúcar moscabada. Bate bien hasta que la masa se vea cremosa. Añade las yemas de huevo una a una y sigue batiendo. Tamiza la harina de trigo y el polvo de hornear o la levadura e incorpóralos a la mezcla en tres tandas. Verás que la masa se pone cada vez más compacta.

Agrega la leche, la canela molida, la vainilla y bate solo hasta que los ingredientes estén integrados. Ahora con la ayuda de una espátula, incorpora la zanahoria rallada, las nueces tostadas y troceadas, y mezcla hasta que estén bien distribuidas en la masa. Incorpora la clara a punto de nieve en tres tandas y sigue mezclando con movimientos envolventes y siempre en la misma dirección. Verás que la mezcla ahora está cremosa y suave.

Vierte la mezcla en el molde y lleva al horno por 60 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera en el centro, éste salga limpio.

Saca del horno y espera 10 minutos antes de desmoldar.

Desmolda la torta y colócala en una rejilla para que se enfríe completamente.
Antes de servir espolvorea azúcar de nevar o azúcar glasé.

En una sartén sin nada de grasa tuesta las nueces antes de utilizarlas.De esa manera ayudarás a que los aceites esenciales de las nueces aoren y podrás disfrutar de todo su aroma.

0 comentarios:

Publicar un comentario